Search
  • riaqmiuq

Nueva tierra. Empezando una huerta en permacultura de 400 m².

Updated: Jul 2

A principios de este loco año 2020 empecé a trabajar una finca en Betanzos, provincia de A Coruña. Una señora nos cede este trozo de tierra de un poco más de 1.000 m², (del cual de momento sólo cultivo una terraza de 400 m²), ubicado en la cuenca del río Mandeo y colindante con bosques de castaño y plantación de eucalipto.

En estos tiempos la mayoría de las leiras (o fincas) están abandonadas, sin trabajar. Así que no me costó mucho encontrar a alguien dispuesto a dejarme una parcela a cambio de mantenerla 'libre' de zarzas y hierbas.

En la imagen de abajo podéis ver el estado actual de la huerta.



Primeros pasos. Observación y preparación del terreno.

Al empezar, hice una observación del terreno: orientación, accidentes del terreno, cata de suelo, pluviometría y acceso al agua de riego, presión de fauna, flora existente, historia de la parcela...

Me encontré con una parcela ligeramente orientada al norte, pero con muchas horas de luz directa durante el día. Llevaba más de veinte años sin trabajarse y la única intervención humana eran desbroces de tanto en tanto.

En Betanzos hay una pluviometría anual de 876 mm. Su distribución estacional es típicamente atlántica. Diciembre, noviembre y marzo son los meses más lluviosos, y julio, agosto y junio los más secos. De momento no tengo acceso a agua de riego dentro la finca, pero encontré una antigua cabaña abandonada en el bosque que recoge el agua de la lluvia en un depósito de bloques de hormigón.

En la zona hay bastante presión de jabalí y de corzo, así que lo primero que hice fue construir una cerca alrededor del huerto, con la ayuda de algunos amigos :-)


Enero 2020 Abril 2020


En las imágenes de arriba podéis ver la diferencia entre enero (justo después de desbrozar) y abril, una vez ya estaba todo vallado, arado y con la mitad de los bancales hechos.


La no-labranza es uno de los principios de la Permacultura, ya que removiendo la tierra se pierde toda la estructura del suelo y se mata la vida que alberga, acelerando así su mineralización, y por consiguiente perdiendo fertilidad año tras año. Yo tuve que hacer una primera arada para poder implementar el diseño de los bancales. A partir de aquí ya no voy a remover la tierra de esta manera.

Los fieitos (helechos) ocupaban el suelo con sus gruesas raíces rizomáticas, y era muy difícil moldear el terreno a mano. Gracias a un buen vecino y su tractor pude avanzar mucho más rápido.


Decidí estructurar la huerta en trece bancales permanentes. De este modo no pisamos nunca las camas de cultivo y la tierra se compacta menos.

Para diseñar los bancales, primero los orienté perpendicularmente al desnivel del terreno. Marqué con estacas y cuerda las líneas de nivel y con la azada fui moviendo la tierra hacia los lados, creando unos surcos que sirven de caminos y para que el agua de la lluvia se infiltre en la tierra en vez de correr hacia abajo.

La medida adecuada para un bancal suele ser de 1 a 1,5 metros de ancho, por unos 6 de largo. Para aprovechar más la superfície de cultivo, yo opté por construirlos de 1,5 mts de ancho por 11 de largo.



Cultivo en llano y en colina.

Construí dos tipos de bancales. Unos más altos que otros.

La mayoría fueron hechos simplemente moviendo la tierra de los caminos al centro, y luego tapando la tierra añadiendo hierbas, paja de helechos, hojarasca, compost y restos de poda.

Para dos de ellos quise poner en práctica la técnica de cultivo en colinas ('hugelkulture' en alemán o 'culture sur buttes' en francés). Esta técnica consiste en enterrar troncos en estado de descomposición, junto con más materiales orgánicos vegetales, creando tumultos que después sirven de bancales elevados. Aprendí esta técnica en Francia, en la huerta de Philip Forrer. Más abajo os dejo un enlace a un vídeo de su método y otros más sobre el cultivo en colina.

Este tipo de bancales proporcionan una gran reserva de materia orgánica y humedad a lo largo de los años, llegando a durar 20 o 25 años. Ya lo había puesto en practica en varios huertos donde trabajé, y esta vez decidí hacerlo a lo grande dentro de mis posibilidades.

Primero cavé la superficie del bancal a unos 40 cm de profundidad. Fui juntando diferentes troncos que me encontré en las cercanías para la base de la colina. Por encima puse ramas más pequeñas, hojarasca, triturado de restos de poda y una capa de zarzas verdes troceadas.

Resumiendo, puse materiales ricos en carbono y de más lenta asimilación al fondo, y por encima los más asimilables, terminando con una capa con materiales con nitrógeno. -Las zarzas son un material muy al abasto en mi terreno, con un gran contenido en nitrógeno y mucha fibra. Son las conquistadoras que preparan el terreno para el bosque y tienen una bravura especial, por eso las considero un gran alimento para mis bancales-.

Un aspecto importante a tener en cuenta es prensar bien todos estos materiales para que no queden espacios demasiado grandes con aire, aunque con el tiempo estos se irán asentando.


Troncos apilados con restos de poda triturados a modo de 'cemento' para no dejar huecos, y última capa de trozos de zarzas y hierba.


Una vez colocadas todas las capas, cubrimos con la tierra previamente apartada ( una capa de unos 30 o 40 centrimetros, y luego añadimos compost, y una cobertura (o mulching) mezclando paja, hojarasca, restos de poda y hierbas.


Capa de tierra de unos 30 centímetros cubriendo todo el montón, y cobertura hecha con hierbas de los caminos, paja y hojarasca.


En estos bancales he empezado Cultivando sin muchas expectativas para este año. Sobretodo he sembrado para crear una cubierta y hacer pruebas. Teóricamente debería empezar el primer año plantado especies con raíces mas bien pequeñas, sobretodo en el centro, para que sus raíces no lleguen a secarse al llegar a espacios vacíos. Yo sembré rúcula, collejas, lavanda, diente de león, bledos, amaranto, artemisa anual, apio silvestre, tagetes minuta, siempreviva, manzanilla..., y por supuesto, las hierbas que ya estaban presentes de semilla también se han presentado. Muchas de ellas comestibles y beneficiosas para ir asentando el bancal.


Poco a poco y ahora ya empezamos a cosechar los primeros cultivos :)



Enlace a vídeo donde Philip Forrer explica su método de cultivo:

https://www.youtube.com/watch?v=0jk0h1laL-0&t=914s



20 views

O M G R A
RECEPTACLE
FLORA
LIGHT MASK
RAIN MASK
SOIL MASK
HARVEST MASK
Ombra del Sòl
Dimoni de l'Extramoni
Show More

©2019 by Riaq Miuq